Prueba: Mercedes-AMG A45s. La versatilidad hecha coche

Prueba: Mercedes-AMG A45s. La versatilidad hecha coche

Tras pasar varios días con el Mercedes-AMG A45s y participar con él en la 6to6 Ruta Valencia, aún conseguía sorprenderme cada vez que pisaba el acelerador a fondo y me entregaba sus 421 caballos de potencia. Mi razón no lograba comprender cómo un “simple” hot-hatch podía ofrecer unas sensaciones tan brutas, propias de deportivos de segmentos superiores.  

Diseño exterior e interior:

 

A simple vista, el A45s luce espectacular. La pintura Designo gris montaña magno de esta unidad de pruebas hace resaltar todavía más los anchos pasos de rueda y las nervaduras del capó con los que viene dotada esta versión AMG. Su paragolpes frontal considerablemente más agresivo, el difusor con cuatro salidas de escape y el pequeño alerón en forma de “cola de pato” permiten diferenciar esta variante más deportiva del resto de versiones de la clase A, siendo la guinda del pastel la imponente parrilla Panamericana que ya se ha convertido en un símbolo de la división Mercedes-AMG. Cabe destacar que, si todavía todas estas mejoras estéticas te saben a poco, es posible añadir un Paquete aerodinámico AMG adicional que principalmente incluye un lip frontal con unos pequeños canards, un difusor trasero más agresivo y sustituye la "cola de pato" por un alerón de grandes dimensiones. Una serie de detalles con los que nuestra unidad de pruebas desgraciadamente no contaba y que sin duda realzan, todavía más si cabe, la estética deportiva del A45s.

 

Respecto al interior, cuenta con el magnífico diseño y toda la tecnología con la que Mercedes-Benz nos tiene acostumbrados desde hace unos años. Sus dos pantallas de 10,2 pulgadas distribuidas en una única pieza de cristal, su estilo moderno y minimalista o el llamativo espectáculo de luces que inunda todo el habitáculo cuando cae la noche, sitúan a este interior en un nivel notoriamente superior que el del resto de sus competidores. Además, esta versión AMG de altas prestaciones incluye un volante específico en napa con inserciones de microfibra y un mando para la selección de los modos de conducción, así como unos asientos buckets AMG Performance que en combinación de la tapicería bicolor rojo/negro de esta unidad de pruebas resaltan aún más el carácter deportivo de este A45s.

Conducción:

 

No hace falta más que arrancar el coche para darte cuenta que no se trata de un clase A corriente. Un par de petardeos te dan la bienvenida seguidos posteriormente del sutil pero cautivante sonido del escape al ralentí.

 

En modo Comfort se trata de un coche muy fácil de conducir. El acelerador se suaviza evitando tirones y las marchas van subiendo y bajando sin apenas poder percibirlo. Además, el tarado de la suspensión también se ablanda y el sonido del escape se reduce consiguiendo así una mayor comodidad para aquellos días en los que lo único que buscas es dirigirte relajadamente a tu destino sin realizar una conducción precisamente deportiva. Asimismo, las múltiples ayudas de conducción de las que dispone facilitan todavía más el día a día con este vehículo que, si no fuese por su consumo ligeramente elevado, en conducción relajada podría pasar perfectamente por un A200 corriente.

No obstante, hay que ser realistas, y es que quién se compra un AMG no es precisamente por sus características como coche de diario. Son solamente necesarios un par de giros del selector de modos de conducción para desatar todo el verdadero potencial de este lobo con piel de cordero. Los cambios en el comportamiento del coche se pueden apreciar al instante. Todos los reglajes se vuelven más duros y precisos, la entrega de potencia resulta notablemente más agresiva y se aumenta el sonido del escape. Un sonido que, si bien presenta un gran tono y viene acompañado de múltiples petardeos, quizás se echa en falta algún que otro decibelio de más. Algo que ya resulta bastante común en los nuevos vehículos que aterrizan en el mercado debido a las normativas de emisiones impuestas, pero que, sin embargo, resulta fácil de solucionar con cualquiera de los múltiples sistemas de escape que cada vez más empresas externas presentan para este tipo de modelos.

 

Únicamente me bastaron un par de minutos para darme cuenta del gran nivel de prestaciones con el que cuenta el A45s, lejos de cualquier idea que me hubiese podido hacer en la cabeza. La gran capacidad del vehículo para agarrarse al asfalto, gracias a su sistema 4matic+ de tracción a las cuatro ruedas, permite no perder ni un ápice de los 421 caballos que entrega su reducido, pero sorprendentemente elástico, motor de 2 litros, consiguiendo un paso por curva muy ágil y una salida rápida y efectiva.

Esto hace al coche extremadamente capaz en puertos de montaña y estrechas carreteras con curvas y, tras probarlo, me atrevo a afirmar que, gracias a sus 1.635 kg y sus reducidas dimensiones, incluso más divertido que algunos superdeportivos en ciertas situaciones.

La Ruta 6to6:

 

La verdadera prueba del vehículo la pudimos realizar gracias a que fuimos invitados por el grupo 6to6 a tomar parte en la magnífica Ruta organizada en Valencia el pasado 11 de julio. Un evento que reúne a los mejores deportivos de España, en el que el ambiente petrolhead y el placer por conducir toman total protagonismo. Fue entonces cuando el “pequeño” A45s pudo enfrentarse a sus hermanos mayores AMG u otros superdeportivos italianos demostrando que en muchos aspectos no tiene en absoluto nada que envidiarles.

Las reviradas carreteras que principalmente caracterizaron todo el trazado de la ruta eran una delicia para el A45s que fluía entre curvas sin problemas, mientras el resto de superdeportivos, con sus mayores dimensiones y distancia entre ejes, tenían sus dificultades a la hora de tomar curvas cerradas y conseguir tracción al salir de ellas. Y es que, a mi parecer, este es el terreno en el que verdaderamente destaca el A45s y en el que surge su total potencial, con unas características que le permiten seguir el ritmo a superdeportivos que le superan en prestaciones y, sobre todo, en precio.

Precio y conclusión:

 

Un precio que, sin embargo, aunque se encuentra muy alejado del de cualquier superdeportivo, supone la principal desventaja de este A45s. En España parte desde 73.050€. Una suma de dinero que puede parecer elevada para un coche de este segmento, aún más si se tiene en cuenta que, tras incluir algunos extras, es fácil que acabe rondando los 90.000€.

No obstante, debo admitir que, pese a que en un primer momento me parecía una cantidad algo desorbitada, tras probarlo, es cierto que en mi cabeza los números comienzan a cobrar cierto sentido. La capacidad del coche para adaptarse a cualquier situación, desde tu rutina diaria hasta una ruta codo con codo con los mejores superdeportivos del mercado, con unas prestaciones que lo hacen escapar del segmento hot-hatch para llegar a situarse en el suyo propio de super hot-hatch, hacen que realmente deba considerarse la gran versatilidad del vehículo a la hora de tener en cuenta su precio. Es cierto que 90.000€ para un coche del segmento C puede parecer desmesurado, pero si nos olvidamos de que se trata de un clase A, y nos centramos en todo el valor que proporciona este coche en los diferentes escenarios a los que podamos enfrentarlo, teniendo en cuenta además las prestaciones de auténtico deportivo de las que dispone, es entonces cuando el precio comienza a no parecer tan elevado. Personalmente, me cuesta encontrar otro coche que, en este rango de precios, sea tan capaz frente a cualquier situación como lo es el A45s.

Redacción: Dani

Fotos: Óscar @samm.o

Instagram: @autogespot_spain

 

Comentarios sobre este artículo


    Éso no es ok

Related spots



Noticias relacionadas